Casa Grande reafirma la necesidad de que paridad de género rija en los organismos del FA


El sector Casa Grande, liderado por la exsenadora Constanza Moreira, emitió una declaración en la que hace referencia a las prioridades de la izquierda y las elecciones del Frente Amplio, entre otros puntos.

En ese sentido, reconocen que "una fuerza de izquierda transformadora debe construir desde su concepción y práctica una ética del poder que implique descentralización de su ejercicio a nivel institucional y personal".

Además, destacan "la importancia de la ´hazaña LUC´, que reafirma la necesidad de aunar esfuerzos y articular las diversas agendas del movimiento popular en la consolidación del bloque social y político de los cambios, con la participación de la sociedad civil organizada y el Frente Amplio en un esfuerzo mancomunado para resistir al impulso regresivo protagonizado por el actual gobierno".


"Valoramos como prioridad política de la coyuntura actual, la campaña por el referéndum para derogar los 135 artículos de la LUC", agregan.


Con respecto a las elecciones internas del FA, Casa Grande se compromete "a aportar ideas, energías y militancia para lograr las transformaciones necesarias de la fuerza política como expresión colectiva de las fuerzas progresistas del Uruguay democrático; y defiende la participación política y social de la juventud en espacios de decisión, particularmente de las jóvenes".


"Reafirmamos la necesidad de que el principio de la paridad de género rija en todos los organismos del Frente Amplio, ya que las mujeres están presentes en todos los niveles de militancia y organización de nuestra fuerza política, pero invisibilizadas en cargos de dirección y jefatura política", añaden.


Por último, la agrupación reafirma "el rechazo a la política del actual gobierno, cuyos resultados son un incremento de cien mil nuevos pobres, pérdida de miles de puestos de trabajo y recortes en todas las políticas sociales, en la educación y en la vivienda".

Además, hacen "especial énfasis en la política de ajustes de precios del combustible, fruto de la Ley de Urgente Consideración por impactar no solo en el precio de las naftas y gasoil, sino también en el costo de los productos de primera necesidad, que incidirá negativamente en todos los órdenes de la vida nacional, y castigará especialmente a los trabajadores".