top of page

unregalito de 19 millones



La Diaria

El ente regulador le cobró seis millones de dólares a Movistar para renovar la licencia, la misma cifra que en 2002; para el director de la oposición “es una barbaridad escandalosa”, mientras que la presidenta de la Ursec subrayó que un informe con referencias de varias subastas recomendaba incluso una cifra menor.


El cobro por el acceso de frecuencias del espectro radioeléctrico a empresas privadas trajo polémica en la interna de la Unidad Reguladora de Servicios de Comunicaciones (Ursec), donde hay visiones opuestas sobre la última subasta de parte del espectro. Según informó

VTV Noticias,


en octubre un documento de los servicios técnicos de la Ursec sugirió cobrarles 25 millones de dólares a las empresas que accedieron a bandas para el servicio 4G, pero luego otro documento omitió esa sugerencia, y un mes después se lo concedió a Movistar por seis millones de dólares, la misma cifra que le había cobrado en 2002.

Pablo Siris, director de la Ursec por la oposición, señaló a la diaria que los servicios de esa unidad elaboraron un informe considerando los precios de referencia internacional, pero luego fue retirado del expediente y se colocó uno nuevo donde decía “que no había precio de referencia”. “Yo me manifesté de manera contraria en ambos [casos], porque no se nos dieron las fuentes de la información de esos datos. Esos no son datos generados por la Ursec, porque no tiene cómo calcularlos, entonces toma como referencia datos que les dan otros. Yo pregunté quiénes eran esos otros y qué datos crudos nos dieron, para poder sacar mis cuentas y ver si están bien o mal hechas, y se me dijo que no me podían decir quién había dado esos datos a la Ursec”, sostuvo.


Por lo tanto, Siris dijo que, aunque se sugiera el cobro de “cero, cuatro, 25, 318 o tres millones, no hay cómo sustentar ninguno de los datos, en tanto no dicen de dónde salieron”. De todas formas, subrayó que “es muy llamativo que se haya colocado primero un dato de una cifra equis y que, cuando se cuestiona la sustentabilidad de ese dato, en el segundo informe se retire”. Agregó que el argumento que se dio para quitar la cifra del primer informe fue “que había habido un solo país en donde se había desarrollado esa subasta”, por lo tanto, “no era estadísticamente relevante”.

En cuanto a la venta por seis millones, dijo que “tampoco tiene sustento” porque “no tiene ningún criterio” que se cobre el mismo precio de la subasta hecha el 11 diciembre de 2002. Subrayó que en 2002 en Uruguay no se llegaba al millón de abonados a celulares, mientras que hoy hay casi seis millones de servicios, “pero además los teléfonos de hace 20 años lo único que permitían era recibir llamadas”. “Hoy los teléfonos nos permiten ver en vivo la cámara de un satélite; sin embargo, se cobra el mismo precio por el mismo plazo, de 20 años. Es una barbaridad escandalosa”, sostuvo.

Presidenta de la Ursec: “Se confunden cosas distintas”


Por su parte, Mercedes Aramendía, presidenta de la Ursec, subrayó en diálogo con la diaria que “la información que se está manejando no es cierta y se confunden cosas distintas”. Explicó que en octubre de 2022 la Dirección Nacional de Telecomunicaciones (Dinatel) del Ministerio de Industria, Energía y Minería remitió una nota solicitando que se le informara de los vencimientos de uso de espectro radioeléctrico desde esa fecha hasta el 1º de marzo de 2025, “así como información actualizada correspondiente a los valores internacionales de espectro asignado, para que el Poder Ejecutivo pueda evaluar criterios para su renovación”.





“Se le remitió diversa información, con el detalle de los vencimientos de las tres operadoras de telecomunicaciones móviles. Entre ellas, lo que vencía en diciembre pasado, que eran 10 MHz en 1.800/1.900 de Telefónica [Movistar], que en su momento se le había autorizado por seis millones [de dólares]. La Ursec, del resultado del benchmark [punto de referencia] realizado en 19 países, en 22 subastas, informó que le daba un precio de 4.283.300 dólares. El Poder Ejecutivo habilitó por decreto la renovación en las mismas condiciones iniciales, o sea, por seis millones. Eso fue lo que se renovó en diciembre, por seis millones”, insistió la jerarca. A su vez, señaló que un caso diferente es el de la frecuencia 850 (la del primer informe, de 25 millones de dólares), ya que “al momento no hay renovación alguna porque se vence en 2024 y el Poder Ejecutivo pidió más información para determinar el eventual precio”. “Los servicios técnicos de la Ursec hicieron un primer borrador, que luego modificaron porque sólo consideraba una subasta de 850 en Australia (mientras que en los demás casos se consideraban como 20), por lo que consideraron que de la información obtenida no surgían datos estadísticos ni insumos relevantes suficientes para compartir. Como mencioné antes, el Poder Ejecutivo ya pidió hace varios días información adicional sobre dicha banda, por lo que entiendo que el tema sigue en análisis”, finalizó.


Desde el FA apuntan a que Aramendía trabajó en Movistar y la “benefició” por 19 millones de dólares

M24" La Unidad Reguladora de los Servicios de Comunicación (URSEC) le concedió a Telefónica el uso del 4G por 6 millones de dólares, pese a que un informe sugería un precio de 25 millones.

El precio potencial por el uso del 4G en Uruguay fue estimado en 25.299.766 dólares, según informó el servicio técnico de la URSEC en octubre. Un mes después, URSEC le concedió a Movistar este servicio por 6 millones de dólares. El documento de los servicios técnicos de la Unidad Reguladora de los Servicios de Comunicación fue publicado parcialmente en la cuenta personal de Twitter del periodista Gabriel Pereyra.

El monto original abonado es el mismo que pagó Movistar, pero en 2004, según explicó Pereyra en el hilo de Twitter, quien indicó que la apreciación sobre la nueva tarifa fue borrada en un documento remitido al directorio de la URSEC en la misma jornada. Y, finalmente, Movistar solamente abonó los 6 millones de dólares originales al mes de enviado el documento de los servicios técnicos.

El senador frenteamplista Daniel Caggiani le apuntó al rol de la presidenta de URSEC, Mercedes Aramendía, quien trabajó durante siete años en la multinacional de telefonía como jefa de relaciones institucionales. “Esto huele a podrido! Genera mas suspicacia que la Presidente de la Ursec era antigua funcionaria de la empresa aparentemente beneficiada”, indicó a través de la red social Twitter.

Su par Alejandro Sánchez, se preguntó si el plan del gobierno “es romper las matemáticas” y agregó: “¿Cómo van a explicar que perder 19 millones de dólares es ganar? Demasiados ex funcionarios de Movistar en el gobierno de (Luis) Lacalle Pou”.

El diputado Mauricio Guarinoni se preguntó: “¿Cuál será la razón por la que le regalamos tantos millones de dólares a las empresas privadas ? Este gobierno está lejos de lo que debería ser un gobierno que defiende los intereses del país y fortalece el Estado para desarrollar mejor políticas públicas”.



Comments


bottom of page